POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

viernes, enero 13

JUNCALES



En mi corazón se quiebran los juncos
Sopla la luna su azul aliento de olas
Esta desolación de esperanzas rotas
Que bebe de mis huesos y mis surcos.

Porque desde Sewell un niño me mira
Y llora la soledad de la lluvia que cae
Madre qué lejos estoy de tus brazos ¡
Pero qué cerca estoy de tu ausencia…¡

Cómo las hojas se van una a una con otra
abrazando, así mis penas se ovillan
Así tiritan de frío, así tiritan de grillo
Así tiritan de miedo, así tiritan de rosas.


Es en el viento que escribe y lee evangelios
Donde mi alma su desnudez encuentra
Es en el océano que va y siempre regresa
Donde mis huesos lagan sus negros racimos.

Porque en los juncales que en mi pecho
Se doblan como se doblan lunas y ríos
Bajo la mano implacable de un único Dios,
Hay un niño que me miran desde tan lejos.

Golpea el relámpago la noche con lluvia
Y el trueno su terrible tambor de piedra
En mi corazón se quiebran los juncos
profundo donde tocan flautas mis penas.

1 comentario:

Daanroo dijo...

En mi corazón se quiebran los juncos...!


¡Siempre me sorprendo de encontrar en un solo verso, la escencia misma de la vida...!

Caballero, sin duda su casa está llena de versos vivenciales.
Se siente el latido en cada palabra.

Daanroo