POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

sábado, julio 22

LEO UN ARBOL


Mientras espero quieto como un árbol
que pase el viento a buscar sus hojas,

pienso en lo que ha sido mi vida.

Repaso lentamente las páginas de este árbol :

vuelvo a ser triste en un día que fue triste,

el llanto acude como un Judas a mis ojos,

me tiembla el corazón como un pájaro cuando

otra vez la tristeza hace sonar sus bronces cansados,

recuerdo el abismo de la angustia,

el alba bajo un árbol conocido

que hoy sin mi termino quedándose sin hojas.

El día alegre es una lectura rápida.

El día triste es una lectura lenta.

Qué lejano están de mis ojos

los días que me acuchillaron !

¡ Cómo quedarse viviendo siempre un mismo día !

La misma noche, la misma hora, la misma luna.

El tiempo es un vehículo sin freno.

Después de haber vivido cuarenta años,

quisiera haberme quedado para siempre

en la noche en que me acogieron sus brazos

y en ellos, como un niño, me quede por fin dormido.

2 comentarios:

Luna Agua dijo...

El tiempo es un vehiculo son freno después de los 40 años.

Que hecho más cierto.

Saludos

Luna Agua dijo...

Gracias por el honor de visitar mi espacio y dejar una impresión.

Saludos