POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

viernes, septiembre 29

LA AMANTE


Y tú, Amada poesía
te has mantenido fielmente a mi lado
desde el primer día que a mis sueños te entregaron,
sin exigirme ni siquiera el pedazo de luna o tierra
que por crepúsculo y océano te pertenece.
Y cuando mi barco de anhelos
naufragó una noche de lluvia y abril,
tú, desnuda como Eva
y pura como la luz de una estrella,
me albergaste en el universo de tus labios.
Déjame, esta noche que el viento escribe
y las estrellas se alejan hacia el silencio,
impregnar mis dedos con el perfume de tus pechos
que solamente en tu vientre respiro,
necesito de ti como el aire,
como el pan,
como el agua,
como el fuego,
como si en tu boca de fresas y en tus manos de diosa
encontrara la razón planetaria de mis huesos.

5 comentarios:

Carmen dijo...

Agradecida quedo por haberme traido hasta aquí. Romantica poesia con mucha sensibilidad.

Es un honor para mi tu comentario en mi blog.

Un abrazo desde Barcelona

Luna Agua dijo...

Que nunca se acabe la poesía.

Y por favor, sígue regalándonos de ella.



Abrazos

La hormiguita dijo...

Gran poema. Excelente blog.
Saludos

Isthar dijo...

Quien descubre un día la poesía navegando por su venas, se convierte en un amante eterno de sus letras...

cieloazzul dijo...

bellas palabras que describen los deseos...
muchos besos...