POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

lunes, agosto 14

LA NOCHE DESNUDA


I


Cuando eres el hambre que se desata

Y hace de mi, tu pan predilecto

Y tus manos me dan vida

Y tus pechos me dan oleajes de viento y luna

Y soy nada en tus manos exploradora

Y soy todo en tus surcos perfumados de trigo

Y todo en mi huele a ti…


Cuando te vas, cuando te haces a la mar,

Cuando te escondes debajo de tantas hojas…¡¡¡

Yo, grillo perdido en la vendimia de la luna,

En una silenciosa lagrima de lámpara

Me quedo convertido.

II


Cuando esta tristeza profundamente propia y solo mía

Me arremete con su fríos cuchillos

Solo quiero irme lejos y llorar mi pena de grillo

A la orilla salada del mar…

Me siento morir en silencio dentro de mi corazón

A veces no existo

A veces me olvido de mi nombre y mi sombra

A veces…simplemente quisiera morir

De pena con toda esta hojarasca

Que de mi alma cae…

Se que me estoy muriendo

Lentamente y en silencio

De una tremenda y vesperal pena de grillo

A nadie le importan mi puñado de huesos…¡¡¡

A quien le importa mi pena…¡¡¡

Aquí, en medio de este silencio…en silencio

Muero en vida…lejos de tus brazos