POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

domingo, abril 22

DESBROZAR EL CORAZON



Cuando las estrellas desnudan su soledad

Yo grillo navegante penetro en la noche

Cavando en las vetas que la luna oculta

con mi corazón desolado de dolores.

Nunca más es un cuchillo de terrible filo

y su herida es fría como el mismo hielo.

Aquí fui dejado encadenado a esta rosa.

Me han asesinado el corazón con un beso.

Tantas cosas que uno debe matar para vivir¡¡

Tantas palabras dichas al oido y en el lecho.

Tan inmenso y solitario que es el oceano

en el instante del naufragio de Eros ¡¡¡

Y esta tristeza tan desnuda que me abraza,

esta desolación que me dejaron en el pecho.

Que frio es el amor a la hora de la muerte ¡¡¡

Qué luto de silencio los grillos se vistieron.

Pese a esta pena y a esta herida que sangra,

Me niego hacer viudo de un amor tan ingrato.

De una sombra no seré la sombra. Adiós...¡¡¡.

En tumba sin nombre dejo un nombre abandonado.

3 comentarios:

Trini dijo...

Nunca más es demasiado tiempo cuando aún late el amor en nuestro corazón...aunque muriera en el del otro.
Precioso poema. Gracias por tu visita. Un placer leerte
Saludos

Paty dijo...

Muy bonito poema =) y me entanto la fotografia!!

Gracias por tu visita! =)

María dijo...

Gracias por visitarme y traerme aquí. Poesía con mayúscula.
Un beso.