POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

domingo, mayo 6

AUSENCIANDO


¿ Quién anda con pie tan descalzo

en el leve musgo del silencio ?

¿ Eres tú, ausencia mía ?

¿ Quién está entre las hojas que el viento escribe ?

¿ Eres tú, ausencia mía ?

¿ Quién me toca el corazón con el mar que va y viene ?

¿ Quién me cubre con el calor de su cuerpo

y sofoca mi piel con el perfume de sus pechos ?

¿ Quién mi mano toma y con invisible beso me desnuda ?

¿ Eres tú, ausencia mía ?

Miro las estrellas,

tan frías y lejanas siempre,

¿ En cuál de ellas un pensamientos me has anclado ?

¿ Existes o no existes ?

Lo quiere saber mi boca.

¿ Dónde te encuentro ?

¿ En qué crepúsculo, en qué naufragio, en qué planeta ?

¿Quién mi nombre con sus labios toca ?

¿ Eres tú, ausencia mía ?

4 comentarios:

silvita dijo...

me gusta mucho tu poesía, yo acabo de iniciarme a escribir pequeños textos, que no sé bien cómo definirlos. Son pensamientos escritos supongo.
Te invito a visitarme! www.silvia-utopia.blogspot.com

Trini dijo...

La ausencia y sus garras hirientes que nos despedazan, sin piedad, el alma...

Un abrazo

María dijo...

no llevo sombrero sino me lo quitaría.
Un beso, maestro.

Anónimo dijo...

Transitas descalza, silenciosa,
dejando huella en el musgo que no pisas,
en la trémula hoja que se expande al viento.

Transitas desnuda, sofocante,
en el denuedo de las nucas que nunca mienten,
escalofrío antaño hoy soplo adusto.

Transitas, lejana siempre,
como un espejismo quebrado,
como estrella inalcanzable,
como un abandonado amor que nunca muere.