POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

sábado, diciembre 27

LA BALADA DE LA LUNA SOLA


Otras fueron dueñas de tus miradas
Otras fueron dueñas de tus besos
Otras fueron dueñas de tus caricias
Yo quede invisible a tus pasos
Cuando mis ojos eran solo para Ti
Me hubieses pedido los rosales intactos
De mi jardín de sueños,
¡Te los hubiese dado en lecho de lunas¡
pero me quede olvidada en las hojas del tiempo,
y otras te dieron lo que yo pude darte
y otras obtuvieron lo que debió ser mío
y otras en tu lecho despertaron bajo la presión
de tus brazos y tus besos argonautas.
Yo soñé contigo cada luna que tus ojos desnudaron
Yo soñé con tus besos despertándome a medianoche
Yo soñé con tus manos desnudándome para tu poesía
Yo soñé tu sonrisa iluminando mi soledad
Yo soñé que eras solo mío…
Sola en mis noches de lluvia
lejos de tus ojos y tu calor,
yo mujer de silencio y sombra,
Me hice rocío de luceros y lunas,
Y este poema escrito por tu mano.

miércoles, octubre 29

ERES MI PENSAMIENTO


Soy ese pensamiento que te desnuda a solas en mi silencio.

Soy esa brisa que te toca cuando pasas.

Soy el que llora tu ausencia en mi boca y en mis brazos.

Soy el que te busca en cada esquina y en cada árbol.

Soy el que te sueña bajo la antorcha de la luna.

Soy el grillo que te llama desde las sombras.

Soy el oleaje que golpea tu muelle de horizontes.

Soy la lluvia que te empapa y te refresca.

Soy el tiempo eternamente breve que te vive y te anuda.

Soy el nombre que se oculta y no se nombra.

Soy tu arrebato extremo que te da vida.

Soy quien a ti se anuda desesperado por un poco de vida.

Soy el que se olvida y te sufre en su mortaja de hojarascas y rosas.

Soy el poeta que ama con el dolor de los desterrados.

Soy el que te desnuda y te ama como la tierra.

Soy el hambre de tus anhelos secretos que solo en mi se desclasifican.

Soy el hombre que envuelto en tu desnudez de diosa, a tus brazos se esclaviza.

Soy la razón de tus locuras, y la sinrazón de tu cordura.

Soy la caricia que te vuelve loca, y el susurro en el oido que te derrite.

Soy el que conoce la loca geografía de tu piel y el sabor de tu deseo.

Soy el pecado de tus sueños

Soy el hombre que simplemente te hace mujer.

Soy el Hombre que Te Ama

aunque eso sea mi condena.

domingo, septiembre 21

LA NOCHE DESNUDA - POEMA VII


Esta insurrección de pensamientos

que me cava por dentro con sus uñas.

Esta iracunda brisa que derriba todo el corazón.

Los ratones del deseo están mordiscando

El queso de mi alma.

Las arañas de la lujuria están tejiendo en mis venas… ¡

Y las pirañas del pecado me están comiendo… ¡

Siento el viento tumbar las olas sobre la playa,

Siento el mar golpear sin piedad el horizonte,

Siento una jauría implacable morder mis huesos,

Siento hambre de la luna y sed de las estrellas.

Lo que pasa, lo que realmente pasa

Es que mientras fumo sentado en la cama

me estoy quemando en un fuego lento

mientras, Tú mujer

te desnudas delante de mis ojos

de lobo y de poeta.

martes, julio 29

AMADA MIA


Y tú, Amada

te has mantenido fielmente a mi lado

desde el primer día que a mis sueños te entregaron,

sin exigirme ni siquiera el pedazo de luna o tierra

que por crepúsculo y océano te pertenece.

Y cuando mi barco de anhelos

naufragó una noche de lluvia,

tú, desnuda como Eva

y pura como la luz de una estrella,

me albergaste en el universo de tus labios.

Déjame, esta noche que el viento escribe

y las estrellas se alejan hacia el silencio,

impregnar mis dedos con el perfume de tus pechos

que solamente en tu vientre respiro,

necesito de ti como el aire,

como el pan,

como el agua,

como el fuego,

como si en tu boca de fresas y en tus manos de diosa

encontrara la razón planetaria de mis huesos.

martes, julio 1

PARA NO SER POSTULADO A LA SANTIDAD


Yo solo soy un puñado iracundo de lunarias metáforas,
de insurrectos versos que se amotinan en mis huesos,
de furiosos pumas que muerden en mi caligrafía,
de verbo duro, de artículo imperfecto,
de adjetivo cobrizo por decreto de tristeza,
y de pronombre innombrable por demasiado sombrío.

Soy mal educado con el odio,(no lo saludo)
soy grosero con la envidia,(la insulto cuando pasa)
soy obsceno con el egoísmo,(omisión por decoro)
soy pornográfico con la venganza,(omisión por decencia)
soy tonto en los negocios,
soñador por aburrimiento,
excomulgado para el cura del pueblo,
temeroso de Dios por que El es Dios y yo soy polvo,
expulsado del paraíso por una mordida,
ladrón de besos para mi Lombarda,
insoportable por mis virtudes,
incorregible por mis defectos,
incalificable por mi psiquiatra,
sin remedio para un boticario,
y desafinado por gracia del cielo.

Soy peligroso en el área,
un burro absoluto según mis maestros,
un sinvergüenza sin honra ni principios
para ciertos especímenes del charco,
inflado para un bigotudo envidioso,
"reparable" para mi doctor,
imbatible en el "cachipún" para mi hija.

Soy romántico en el otoño,
me motiva tanta viuda que se viste con hojas,
silencioso en el invierno
sufro de achaques en este lado del corazón,
soñador en primavera
normalmente le aúllo desnudo a la luna,
y apasionado de enero a diciembre.

No soy viable para los bancos,
insignificante para Mi Señor,
Pobre para los ricos
pero rico para mi Alondra,
misterioso para los esotéricos,
un perverso para los moralistas,
de paso solamente para un filósofo,
materia perdida para un científico amigo,
el último argonauta para yo mismo,
y un niño en los brazos de mi Amada.

Soy un minero para los poetas,
no existente para los dioses de la poesía,
feo para vanidosos y espejos,
un hermano para los grillos que habitan mi casa,
invencible para los enemigos de siempre,
y sacrificable para "reducciones de costo".

Soy leo para astrólogos,
El Malo para cierta dama,
26 bits para una base de datos,
el papá para cinco poemas,
el Hijo para mi madre,
y Mío para Cobriza.

martes, mayo 27

NOCHE BAJO LA LLUVIA


Llueve

Es de noche

Casi madrugada

Sólo se oye una guitarra.

Camino: argonauta, solitario,

pensante, sonámbulo, aburrido.

Voy encontrando bajo cada ola

árboles abandonados a sus hojas.

Estrellas que han perdido la memoria,

pasos que necesitan cambio urgente de suelas,

sombras que se cuelgan angustiadas por luna,

ecos quebrados en su centro interregno,

soledades vestidas de viudas,

fríos tiritando de perros.

Rostros Máscaras

Grillos Llantos

Mujeres que ríen para no mostrar su herida,

niños que buscan trozos perdidos de infancia.

y de pronto como puñal, el alba.

Aún llueve.

Amanece.

Me asilo en el fondo de un árbol.

Necesito silencio.

Me silencio en una rosa.

Necesito Tierra.

Me quedo tierra escuchando las horas.

Necesito Otoño


para dejar caer mis hojas.

(Dibujo de Germán Ruz)

miércoles, abril 9

DESMEMORIA II (fragmentos)


(a la que me entrego su flor de doncella)
Dulce manzana
Mi hambre encontró tu cuerpo,
te entregaste a mis palabras,
con ellas te amé esa noche
y como un lobo ansioso por la luna
te desnudé como si fueras invisible,
huí oculto por el manto violáceo del alba
con tu flor de doncella entre mis versos.


( a la que amó y no pudo ser amada )

Ella me amaba,
yo no podía amarla,
me entregó sus besos,
acepté sus besos,
se entregó desnuda,
la acepté desnuda, pese a no amarla.
Me ofreció el espacio de sus brazos,
acepté el espacio, pese a no amarla.
Lloró una madrugada,
lloré con ella, pese a no amarla.
Se quedó dormida entre mis brazos.
Desperté entre sus pechos cálidos,
pese a no amarla.

Ella, la que me amaba,
se fue en el alba con los grillos,
la lloré como un niño, pese a no amarla.
Ella, la que yo no amaba,
se vistió de hojas y se hizo otoño,
y no me dejó nada para sepultarla,
pese a que me amaba.


( a la que por miedo no quiso amar )

Temblaba entre mis brazos,
padecía de angustia a la hora de la luna,
huía entre las hojas que bajaban de los árboles,
a media tarde, a medianoche, se volvía sombra.
En largos silencios impenetrables como piedras
se escondía y allí a sí mismo se negaba.
La sentí estremecerse bajo el hambre de mis lobos,
la vi morir entre suspiros que la traicionaron,
y con su herida acuestas por la madrugada huyó desnuda,
recién amada, saló el rocío con su llanto,
la vi huir por la ancha noche y la estrecha aurora,
con miedo en su corazón de alondra, para siempre...


(Luto silencioso por un amor ingrato)

Me duele el corazón en el silencio de la tarde
Ella, la que me prometía amor y era mía,
Ella, la que me ofrecía sus brazos y sus besos
Ella, la que me entregaba su nido cálido de pájaro
Nunca fue mía, las mentiras en sus labios eran dulces
Nunca fue mía, sus verdes ojos me mintieron
En este instante la pienso y me duele el corazón
Debo sepultarla bajo la cruz del lucero,
en la hojarasca que cae de la azul luna.
Yo era suyo...en ese momento de las dulces promesas
Yo era suyo...en ese instante de la angustia
Yo era suyo...pero ella era de otro...

jueves, marzo 6

MEMORIAS DEL CORAZON


Al milagro de Dios llamado Amor,

a la mujer que parió un día de Agosto un hijo

y puso en su torrente de sueños una estrella

y una insana cordura llamada poesía.

A quienes amaron un día

con la intensidad de tierra en celo,

y ahora lloran la soledad de las horas

y viven un poco exhumando recuerdos.

A quienes amaron una noche

y desde entonces son esclavos del tiempo,

de las hojas tardías del álamo,

de los besos ocultos sin luna,

del sufrimiento que se eterniza en el alma.

A los que seguirán, como pocos ayer,

como pocos hoy,

y como pocos mañana

ciegos las razones del corazón.

A quienes creyeron amar una vida

y se encontraron de pronto con las manos vacías,

con el sabor de las olas más tristes en los labios.

A la que dio su flor intacta bajo la luna.

A los que el amor nunca los llamará por su nombre.

A la que soñó ser poseída y siempre despertó sola.

Al que amó tanto que se olvido del amor.

A la que amó y fue traicionada

Al que sólo le importa robar lo intocado.

A los que se aman en el silencio de las miradas.

Al que una noche se olvido de despertar y murió en los brazos.

A la que talvez espera todavía en la parada del bus.

Al que amó una sola vez en su vida.

A la que una noche lejana y cercana robó a punta de besos.

A la que no se puede nombrar por decreto supremo.

A la que quiso amar y no pudo.

A los que nunca podrán ser amados.

A la que desea solo la muerte para empezar a vivir.

A los que encontraron el amor tarde en su vida.

Al que le robaron su amor por desgracia

y al que perdió el amor por descuido.

A la que descubrió una noche su miedo al amor.

A la que mando el mundo a la cresta y se quito el vestido.

A la que nunca dio su nombre y huyo en el alba

dejando el calor de sus pechos violentos.

Al que ahora sin amor llora el destierro.

A los que pese a todo creerán que el amor todo lo puede.

viernes, febrero 22

AQUI YACE


Intento encontrar las palabras exactas
para resumir todo este minuto.

Por alguna razón quiero escuchar
La ola desenrollando su proa en la arena,
Como el calor de tu cuerpo desnudo
desesperadamente aferrado a mi pecho.

Sin embargo, tu no existes ya en mi vida.
Mis recuerdos de ti son viudos,
existen solamente en mi memoria.
Eres un ánima que se pasea descalza
y sufriente por mis pensamientos.
Eres un rumor lejano entre la hojasrasca.
Un naufragio sin buque, un otoño sin hojas,
una noche fría y sin luna, un mar sin olas.

Aquí estoy velando tu supuesto cuerpo
torturado de besos y orgasmos,
me acompañan mis hermanos los grillos y las nocturnas polillas.
Yo visto de riguroso payaso, es mi “No Luto”.
La urna esta vacía...porque tu no existes ya en mi vida,
es un entierro simple, casi pobre ni velas hay,
ni plañideras viejas alcahuetes, ni coronas oliente a silencio,
no habrá discursos, ni pañuelos agitados, ni pétalos de rosas.
El cura se excuso por tener confesión de santas putas...
el alcalde no viene, y los poetas solidarizan con el viudo.

Solo estamos los grillos y las polillas que vinieron
a girar como locas entorno a la ampolleta...

Viudo no soy de tu inexistente cuerpo de finada,
“es que el negro no me sienta” , y realmente
si algo hay que enterrar para olvidar
mientras el día se derrumba
y la luna se cae a pedazos,
es toda mi memoria contigo…
a ti, te declaro…inexistente
para siempre.

jueves, febrero 14

OLVIDAR AMANDO



Qué terrible cuchillo es esta luna

que entra con su acero por la ventana

de mi pieza y corta en dos mi lecho.

Con esa luna en el cielo un día nos amamos con locura

Con esa luna luna en la noche fuimos solo uno

Y Míos fueron tus labios y tus pechos

Tuyos fueron los besos y mis caricias

Míos fueron tus delirios de éxtasis supremo

Tuyos fueron mis implosiones de sentidos

Y ahí, bajo la luna desnuda desnudos en un nudo

Nos atamos y desatamos hasta el extremo.

Y hoy…en la soledad de mi tumba

Me miro las manos vacías como me las dejaste.

No comprendo tanta mentira en tus labios.

No cabe en mi cabeza tanto vacío…¡¡¡

No hay en la tierra una tumba tan profunda

para dejar tu recuerdo…tan desnudo…

si aún sufriendo tu olvido repentino

en el silencio del bosque lombardo,

…olvidándote te estoy Amando…

miércoles, febrero 6

DESNUDA AUSENCIA


Estoy en mi soledad pensando en ti.
Acariciando cada fragmento de tu recuerdo,
Sufriendo Tu desnuda ausencia.

Donde estás rocío de mis sentidos?
Todo en mi te llama, desesperadamente.
Todo en mi te añora, todo en mi te busca
En medio de estas desnudas sombras
Que me cubren con su enredadera.

Es tu perfume de rosas el que mis manos añoran.
Es la miel de tu boca donde yo respiro.
Es la calidez de tu piel. Es la mirada de tus ojos.
Es tu calor, es tu voz, es tu peso,
Es tu hambre y es tu sed.
Todo en mi te extraña.

Cuando ante mis ojos
te revelas desnuda como una manzana
y la belleza de tu cuerpo,
la forma de tus carnes,
el aroma de tu piel,
y la suavidad de brisa de ella
y tu rosal perfumado es deseado
por mi locura de guerrero,
todo en mi te pertenece.

(Cuando no estás cerca
soy un alma triste ¡)

Escucho rodar la luna por la noche
Cansada, vieja y vigente.
Oigo cantar el grillo astralino
enmascarado en la hierba de la aurora.
Escucho el mar golpear el continente
Con su lebgiaje de sal y relámpago.
Escucho el viento pulsear en los árboles
Invisibles cuerdas e intocadas palabras.
Con el corazón alzando a plenitud
todo su velamen de sueños,
yo Argonauta, verso a verso
estoy desnudando tu ausencia
Ausencia mía,
Yo Grillo embrujado beso a beso
Estoy desnudando tu desnuda ausencia.
Ausencia Mía.
Y con esta lluvia
que con sus dedos tacta la ventana
Te estoy llorando, Ausencia Mía.

viernes, enero 11

GEOMETRIA


Un día aburrido de mirar el crepúsculo,

de contar siempre las mismas hojas,

entré de pronto en un trance geometrista.

Contemplo la montaña,

su quieto silencio me silencia,

y mientras recorro su óleo

me voy adentrando en el romboide imperfecto de mi corazón,

voy sintiendo la forma que tiene la tristeza,

la trigonometría que adquiere el dolor,

la desilusión parece un ángulo deforme,

el desencanto es un polígono cuchillo,

la forma que más se acerca a la alegría

es sin duda una media esfera,

la tristeza es la otra mitad de esta luna,

y el luto es un rectángulo obscuro

cuya forma varía según lo profundo de la herida.

Perpendicular a la noche

que tangente avanza por la ecuatorial

elevo a la raíz de infinito mi nerval arboladura,

en el triángulo del viento que escribe su intocado verbo

un paralelepípedo mendigo se alinea con un astro olvidado

sacude sus penas y se queda dormido en su metro cuadrado.

La vida es un poliedro cuya base es un rectángulo,

la muerte es un rectángulo cuya altura es un poliedro.

La imprudencia, el descriterio y la lengua

en su coseno más cercano al cero es un elipse planetaria.

La traición es un rombo, la mentira es un prisma obscuro,

la verdad es un circulo perfecto,

la lealtad es un radio de ese circulo.

El hombres y sus sentimientos

en la trigonometría de este universo en génesis eterna

es solamente una línea buscando su ángulo, su rumbo y su luz.

Yo, imperfecto como siempre, sólo polvo,

pecador por herencia adánica

bajo los fragmentos nocturnales del silencio

escuchando podar al viento,

me pregunto ¿ Qué forma tendrá un sueño ?

domingo, enero 6

ROCIO DE OLVIDO


Contemplo en silencio la noche que invade mi soledad

Cierro mis ojos para imaginar que existes a mi lado

Siento tristeza en mi corazón lombardo por tu ausencia

Quisiera sentir el perfume de tu cuerpo en mis manos.

Para que nadie que te busque te encuentre,

Quisiera esconderte en la enredadera de mis brazos

Sentir el perfume de rosas que emana de ti

Y fundirme a tu cuerpo belle Rossette Lombardo.

Es tarde, la madrugada me muestra su luz intocada.

Mi pecho guerrero te añora, mis manos te invocan.

Sollozo en silencio mientras me abrazo a tu recuerdo

Y me quedo dormido soñando con lo dulce de tu boca.

Rompe un gallo el silencio humedecido por el lucero.

Y despierto con un ángel pequeño escondido en mis brazos.

Es mi ángel que viene de su sueño a mi sueño, es Jeremías.

Y entre los dos nos abrazamos a tu ausencia soñando.

miércoles, enero 2

VERSOS PARA VER CAER LAS HOJAS


Es otoño en el aire, y abril con todas sus lunas me duele.
Se me llaga desnuda y cobriza en el pecho esta tristeza
Que llora en las hojas que pasan llevando sus sombras
Con esa angustia de pájaro herido que lejana las vuela.

¿Quién con su voz abre las tumbas de la memoria rota?
¿Quién hiende su mano fría y de desesperadas estrella
entre las rosas que se defienden con todas sus espinas?
¿Quién con rabia de loba y odio mis entrañas lacera?

Malhaya sea la hora en que mis labios la besarán
porque el veneno de su lengua en mi boca aún quema.
Malhaya sea la noche en que su cuerpo me fue entregado
porque igual de dulce es el abrazo funesto de la hiedra.

Heme aquí exorcizado de besos que fueron mentira e infamia.
Ya no soy esa sombra que en lluvia de abril pasa y se aleja.
Soy el que escribe en agosto mirando al mar directo a los ojos,
y siente pena por aquel que ahora en su boca se envenena.