POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

jueves, marzo 6

MEMORIAS DEL CORAZON


Al milagro de Dios llamado Amor,

a la mujer que parió un día de Agosto un hijo

y puso en su torrente de sueños una estrella

y una insana cordura llamada poesía.

A quienes amaron un día

con la intensidad de tierra en celo,

y ahora lloran la soledad de las horas

y viven un poco exhumando recuerdos.

A quienes amaron una noche

y desde entonces son esclavos del tiempo,

de las hojas tardías del álamo,

de los besos ocultos sin luna,

del sufrimiento que se eterniza en el alma.

A los que seguirán, como pocos ayer,

como pocos hoy,

y como pocos mañana

ciegos las razones del corazón.

A quienes creyeron amar una vida

y se encontraron de pronto con las manos vacías,

con el sabor de las olas más tristes en los labios.

A la que dio su flor intacta bajo la luna.

A los que el amor nunca los llamará por su nombre.

A la que soñó ser poseída y siempre despertó sola.

Al que amó tanto que se olvido del amor.

A la que amó y fue traicionada

Al que sólo le importa robar lo intocado.

A los que se aman en el silencio de las miradas.

Al que una noche se olvido de despertar y murió en los brazos.

A la que talvez espera todavía en la parada del bus.

Al que amó una sola vez en su vida.

A la que una noche lejana y cercana robó a punta de besos.

A la que no se puede nombrar por decreto supremo.

A la que quiso amar y no pudo.

A los que nunca podrán ser amados.

A la que desea solo la muerte para empezar a vivir.

A los que encontraron el amor tarde en su vida.

Al que le robaron su amor por desgracia

y al que perdió el amor por descuido.

A la que descubrió una noche su miedo al amor.

A la que mando el mundo a la cresta y se quito el vestido.

A la que nunca dio su nombre y huyo en el alba

dejando el calor de sus pechos violentos.

Al que ahora sin amor llora el destierro.

A los que pese a todo creerán que el amor todo lo puede.