POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

lunes, julio 20

PREGUNTANDO AL VIENTO


Así como los pájaros saben tanto de geografía,
si el calendario no dijera Junio
¿ Cómo sabría el poeta que es otoño ?
En los besos que se levantan de sus tumbas ?
en las heridas que florecen su martirio ?
por las sombras que reclinan sus cabezas ?
en las tristezas que se buscan a sí mismas ?
en el mar que aumenta el mineral de su oleaje ?
en el crepúsculo que muestra súbita belleza ?
en la estrella que muda su tiritante lejanía ?
o por los árboles que guardan un minuto de silencio ?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Todas las respuestas estan en tu poesia y en tu corazon... Un beso para ti.
Golondrina.

Walter Pineda dijo...

Es un poema
No una confesion
Ni un interogatorio intimo
Solo un poema

Fermín Gámez dijo...

Y es un poema genial, Walter. Gracias también por tu amable visita y tus palabras.

Un saludo.