POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

viernes, mayo 8

EN EL SILENCIO DE MI SILENCIO


Profundamente solitario me hallo encadenado a mi dolor
De pronto siento su perfume en mis manos
El corazón se me angustia como una ave enjaulada
Me falta el aire…me falta todo…y me traicionan
Las lágrimas que se me escapan furtivas de mis ojos

A veces siento un abismo en mi pecho
Inmenso…oscuro…frío…abrumador,
Y en este silencio cierro los ojos
Para sentirte lejana como una estrella
Cercana como el oleaje de la tarde…

Tiemblo cuando te me acercas
Y puedo oler el perfume de tus pechos
Y puedo verme en tus ojos almendrados
y me tocas… no dejo de temblar…

Tiemblo cuando te me alejas
Como una golondrina entre los árboles
Y te llevas de mi…mis pensamientos…
Mis hojas como el viento del otoño
Y me quedo respirando tu ausencia
Y no dejo de temblar…

Estoy triste porque Te extraño…
En mis manos como la greda
En mis ojos como el horizonte
En mi piel como una brisa
En mis sentidos como el amor…
Pero estas aquí…en mi pecho latiendo…
Caminando con pies descalzos…
Te siento aquí…en el bosque de mis versos
Como su única habitante y dueña…

MIEDO


Cuando esta tristeza profundamente propia
Me arremete con sus fríos cuchillos
Solo quiero irme lejos y llorar mi pena de grillo
A la orilla salada del mar…

Me siento morir en silencio dentro de mi corazón
A veces no existo
A veces me olvido de mi nombre y mi sombra
A veces…simplemente quisiera morir
con toda esta hojarasca
Que de mi alma cae…

Aquí, en medio de este silencio…en silencio
Muero en vida…lejos de tus brazos