POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

viernes, junio 18

DESDE EL BOSQUE MI VOZ ARGONAUTA


Qué embrujo hay para sacarme todo esto del corazón
y dejar de sentir lo que estoy sintiendo?
Qué formula mágica me puede liberar
de este tormento que golpea implacable
desde adentro en mi pecho
Qué ecuación empírica
o esotérica
existe para cambiar este silencio que me asola
Qué barco zarpa a vela desplegada
hacia aquel puerto que tengo en mis sueños
Qué pájaro emigra hacia otros vientos y horizontes
para abrir mis alas he irme con él
Qué pez toma la ruta de los mares profundos
para sumergirse entre olas
para yo atarme a él con mi alma
Qué, dónde, cuándo
viene ese cometa de azules velas
quemando el cielo de mis noches
para anclar mi corazón a él
y cruzar todo el universo…
Pero heme aquí
de pie en la proa de mi corazón
mirando un línea de horizonte lejano que
me desnuda la tristeza con sus manos
Aquí queda mi corazón herido
como un ave que se atrevió a soñar
en la dulzura de tus brazos
Aquí, debajo de este árbol
que inclina su cerviz al viento
queda este ropaje
esta mascara
esta hojarasca de mi vida
Que sople el mistral con su escoba
y el cinzolín con su fuego…
que la luna florezca de rosas
y mi bosque lombardo se llene
de roselo perfumada…
yo soy Walter Pineda
poeta y argonauta
y me postulo al olvido

2 comentarios:

Darilea dijo...

Postularse al olvido, no es bueno para el poeta, ya que sus palabras vuelan en el viento y se enredan en los sentimientos de las almas nobles, para hacer renacer sensaciones dormidas. :-) Vuela y sé feliz.
Besitos poeta :-)

Isabel dijo...

Nunca serás olvido Walter, escribes muy hermoso para serlo, y si quedan o quedarán tus letras, imagino tu huella ( y perdona que imagine) embriagada de roselo, tnto, que hast aquí me ha traído el viento ese frescor azulado de los que saben amar.

No, no serás olvido...