POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

miércoles, enero 27

SELENE ROSELO


Anoche
yo me deje embrujar
ya me confeso su amor oculto por mi
yo confieso mi amor por ella
me mostró su joven corazón
yo acepte su joven corazón
ella se desnudo frente a mis ojos
yo la desnude con mis versos
belleza tal en un greda profunda perfumada de rosas
mis ojos de poeta la devoraron
y se me entrego así a mis locuras de argonauta
la recibí entre mis brazos como grillo
y en lecho de rosas ambos nos fundimos
en un estrecho y pasional abrazo de locura
en esa boca mis besos
en esos pechos mis labios
en esa piel mis dedos
en sus ojos mi mirada
el calor suave y tierno de sus carnes
su cuerpo no tuvo secreto para mis labios
su alma no tuvo secretos para mis pensamientos
y en una hoguera de frenesí de carne y huesos
nos hicimos una sola carne
yo lobo
solté la jauría de mis deseos y sueños
en su vientre calido de rosas
oh, esa llama que quema dulcemente
oh, esas boca que se besan con desespero
el corazón era solo una gran incendio
ella desnuda como una manzana en mi boca
la deje que hiciera de sus sueños mas íntimos
todo el oleaje todo el viento todo la tierra misma
y así en un lecho de pétalos de rosas
nos dijimos nuestros nombres en susurros y gemidos
yo poeta y argonauta, grillo declarado
ella, desnuda, rosal hermoso de mi ser,
esencia pura de mis pensamientos en desvelo
y así me quede dormido
soñando
yo poeta
ella luna
y al despertar con el canto de los grillos
ella, ya no estaba en mi lecho
solo el cielo azul y su ausencia desnuda
en mi memoria
de un rosa encendida a plenitud de hembra
y en mis manos todavía el perfume de sus pechos
y en mi boca aun el sabor de sus besos
en mi piel el calor de su piel
en mi boca su nombre florecido
esta noche me prometió volver a mi lecho
yo poeta
ella luna Roselo