POETA Y ARGONAUTA

Tengo en mi corazón encerrado un Grillo.
Tengo en mi alma las arpas del viento.
Tengo en mi sangre cobre encendido.
Tengo en mi memoria horizontes y sueños.

viernes, agosto 6

CONSPIRACION DE LUNA EN CELO


Estaba desnuda sobre el tálamo de la noche
Húmedas sus lácteas copas de bocas y deseos
Buscaba en la enredadera de mis brazos
El espacio calido para soñar con mis dedos.

Greda en mis pensamientos era ella la dueña
Surco perfumado en los pétalos de los pechos
Como una diosa en celo se entregaba sola
Yo argonauta navegaba en su dulce cerezo.

Sobre las olas del deseo flotaba sola la luna
Mio era el racimo húmedo de su uvas y luceros
Yo grillo bajo el embrujo almendrado de sus ojos
Tocaba mi violín en la calidez de su piel de eros.

Ella venía a mi desnuda como una manzana
Sobre las sabanas húmedas de sexo y deseos
Unidos hasta el alma misma nos amábamos
Con la angustia del hambre y el desespero

En mis brazos la sostenía como una copa
Mi boca en su boca clavaba el ardiente beso
Inclinado sobre la estepa leve de su espalda
aferrado a su cintura me quemaba el deseo.

Ella en su más alta definición de hembra
Se me entregaba entera y sin ataduras ni cerco
Se me daba y me daba lo que su corazón daba
Ella me recibía como la vela acepta al viento.

Yo la aceptaba y aceptaba la complicidad
Que me hacia poseerla como si fuese el verbo
Como si fuese la misma tierra que yo araba
Yo la aceptaba y de su placer era solo el dueño.

Ebrios de sus uvas, piel a piel ebrio de su locura
Yo argonauta abrazado navegaba todo en su cuerpo.
Embrujado de sus ojos me rendía vulnerable a ella
Yo poeta escribía en mi poema verso a verso.

Consumado en éxtasis de relámpagos y estrellas
La carnal y dulce conjunción de nuestros cuerpos
Abrazados sudorosos desnudos uno sobre el otro
Nos besábamos ávidos de quemar todo en el fuego.

Afuera la noche cómplice cruzaba el meridiano
Húmeda y cálida y llena de sútil silencio
La luna llena dejaba caer su sabana sobre nosotros
Y en las rosas góticas florecía todo el cielo.

martes, agosto 3

NADA…


Tengo miedo a la noche que viene descalza
De mis pensamientos que te dibujan
Una angustia acuchillante quiere abrirme el alma
Quiero llorar pero no puedo
Tristes quieren ser mis ojos
Triste quiere ser mi andar
Sin embarco
Sin embargo
mi corazón a todo se niega
y te niega bajo el arco de la luna
Por tu malévola traición de araña
Por tu beso de judas
Por tanta mentiras que salió de tu boca
De mis ojos ni el más mínimo rocío
De mis horas sin Ti ni un segundo de pena
Menos de tristeza ni angustia
Si ya odiarte es darte demasiado
Ser viudo de tu recuerdo…?
Niente, never, jamás ¡¡¡
Si quiero te lo digo en chino también…¡¡¡